IMAGEN INSTITUCIONAL

ÁREA DE CONSERVACIÓN REGIONAL (ACR) TRES CAÑONES LA IMPORTANCIA FUNDAMENTAL DEL ESTABLECIMIENTO DEL ACR TRES CAÑONES

El Gobierno Regional Cusco, a través de la Gerencia de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente, viene implementando políticas ambientales, y dentro de ellas el compromiso fraterno con nuestra hermana provincia de Espinar por los conflictos socio ambientales generados por diferentes entidades

y como primera entidad regional nuestra función promover la conservación y recuperación de ecosistemas degradados.

El ámbito del ACR Tres Cañones comprende los distritos de Suyckutambo y Coporaque de la provincia de Espinar, constituido por un área de treinta nueve mil cuatrocientos ochenta y cinco con once hectáreas (39,485.11 Ha) y abarca las comunidades campesinas de Mamanihuayta y Manturca, pertenecientes al distrito de Coporaque y la comunidad de Cerritambo, perteneciente al distrito de Suyckutambo.

 

El principal objetivo es proteger la belleza paisajística de los Tres Cañones en Coporaque y Suyckutambo, abarcando ecosistemas importantes como el bosque de queuña de Suyckutambo, los rodales de Puya raimondii, la fauna silvestre, especialmente vicuñas y tarucas de las alturas de Espinar; junto con estos importantes recursos naturales se busca coadyuvar a la protección de los conjuntos arqueológicos de Maukallaqta, así como también a las construcciones coloniales de Coporaque. Pero el elemento más conocido lo constituyen los imponentes Tres Cañones, donde confluyen los ríos Cerritambo, Apurímac y Suyckutambo, en un espectáculo geológico hermoso, marcado por farallones y afloramientos rocosos donde crecen los bosques de queuña, conocidos como “La Otra Maravilla del Cusco”.

 

La necesidad de proteger esta región ya ha tenido un gran grado de sensibilización en Espinar, y en los últimos años esta región ha llegado a tener un importante flujo turístico, ya que cuenta con atractivos turísticos que integran el corredor turístico CAÑON DEL COLCA-TRES CAÑONES SUYCKUTAMBO ESPINAR, Pero las amenazas de la pérdida de las fuentes de agua del Apurímac, la deforestación de queuñas y Puya raimondii, siendo de vital importancia la protección y conservación del recurso hídrico, (utilizado en actividades como riego de cultivos, pastos naturales, los cuales sirven como forraje para ganados, piscigranja, servicios básicos), la cacería de tarucas y el otorgamiento de concesiones mineras en las cabeceras de cuencas susceptibles a la contaminación por mercurio, ha llevado a la población de Espinar en particular y del Cusco en general a iniciar acciones de priorización para proteger esta zona.

RODALES DE PUYA DE RAIMONDI

 

COMPLEJO ARQUEOLOGICO DE MAUKALLACTA-SUYCKUTAMBO

Comentarios